sábado, 26 de marzo de 2016

Papa Francisco recuerda a víctimas de terrorismo y refugiados en Vía Crucis




El Papa Francisco presidió hoy el Via Crucis en el Coliseo de Roma, tras la ceremonia de la Pasión de Cristo del Viernes Santo realizada en la basílica de San Pedro. 

El Sumo Pontífice llegó en torno a las 21.00 locales a la colina del Palatino, próxima al Anfiteatro Flavio, y desde ahí, ataviado con un largo abrigo de paño blanco, asistió a la instancia sumido en un profundo recogimiento.

Fue al final de rito, cuando la cruz, luego de pasar las catorce estaciones tradicionales, llegó desde el interior del Coliseo hasta su lado, momento en que pronunció una oración en donde se refirió a las víctimas del terrorismo, los refugiados y los cristianos perseguidos.


"La cruz de Cristo hoy la vemos en los asesinados, quemados vivos, degollados y decapitados por las bárbaras espadas y el silencio infame", así como en el "rostro de los niños, de las mujeres y de las personas extenuadas y amedrentadas que huyen de las guerras", señaló el Papa.

También, mencionó a "los ancianos abandonados por sus propios familiares, a los discapacitados, a los niños desnutridos y descartados por nuestra sociedad egoísta e hipócrita, y al "Mediterráneo y el Mar Egeo, convertidos en un insaciable cementerio, imagen -dijo- de nuestra conciencia insensible y anestesiada", haciendo alusión a los inmigrantes provenientes de Medio Oriente y África.

Por otro lado, en el crucifico también situó al "emblema de la traición", identificado a su parecer con "los ministros infieles que, en vez de despojarse de sus propias ambiciones, despojan incluso a los inocentes de su propia dignidad". 

Asimismo, criticó a "los fundamentalismos y el terrorismo de los seguidores de cierta religión que profanan el nombre de Dios y lo utilizan para justificar su inaudita violencia".

Clamó contra "los ladrones y corruptos, que en vez de salvaguardar el bien común y la ética, se venden en el miserable mercado de la inmoralidad" y contra los "destructores de nuestra 'casa común', que con egoísmo arruinan el futuro de las generaciones futuras". 


Este Via Crucis, titulado como "Dios es misericordia", estuvo marcado por el rígido protocolo de seguridad establecido por las autoridades romanas debido a la amenaza terrorista en Europa, donde los miles de fieles que asistieron fueron registrados y sometidos a detectores de metales.

AG

0 comentarios:

Publicar un comentario

¡ PARTICIPA, TU OPINIÓN ES IMPORTANTE PARA NOSOTROS!...
No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualquier otro acto contrario a las reglas de PMNEWS
Los comentarios no reflejan la opinión de PMNEWS
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos que no se ajusten a estas normas.