martes, 22 de marzo de 2016

Obama y Castro sellan encuentro histórico con un partido de béisbol



Después de hacer historia, Barack Obama y Raúl Castro se quitaron la corbata y se sentaron juntos a disfrutar del béisbol en La Habana, un gesto diplomático que puso la cereza a la histórica reconciliación de Estados Unidos y Cuba.

Los presidentes, que enterraron más de medio siglo de rivalidad entre sus países durante la histórica visita de Obama a la isla, asistieron al inicio del juego entre el Tampa Bay Rays de las Grandes Ligas (MLB) y el equipo nacional de Cuba.

Obama ingresó al Estadio Latinoamericano con gafas de sol y mangas de camisa en medio de aplausos de los 55.000 asistentes al partido amistoso.


El presidente llegó junto a su esposa, Michelle, y sus hijas Sasha y Malia. Poco después apareció Castro en saco y sin corbata y también fue ovacionado.

Uno junto al otro, tomaron asiento en un palco reservado para marcar otro hecho sin precedentes de los muchos que nutrieron la visita de Obama a la isla: el primer partido de béisbol al que asisten juntos los presidentes de Estados Unidos y Cuba. Castro y Obama saludaron a Rachel Robinson, viuda de Jackie Robinson, el primer afroamericano que jugó en las Grandes Ligas en 1947.

Interpretadas por un coro gigante, las notas de los himnos de Cuba y Estados Unidos estremecieron a un abarrotado Latinoamericano, donde ondeaban las banderas de los dos países.

Seguidamente, Castro y Obama guardaron un minuto de silencio por las víctimas de los atentados que dejaron este martes al menos una treintena de muertos en Bruselas.

El partido con el Tampa Bay es el primero que disputó el 'team' Cuba con una novena de la MLB desde 1999, cuando los isleños enfrentaron a los Orioles de Baltimore, en un duelo de ida y vuelta que concluyó con una victoria de visitante para cada uno.

Antes de iniciar el partido, que cerrará la visita con la que Obama selló el acercamiento iniciado entre Washington y La Habana a finales de 2014, los beisbolistas del Tampa Bay y de la selección local se aproximaron a la tribuna para saludar a ambos presidentes.

También acudieron a ver el juego el secretario de Estado John Kerry, el comisionado de las Grandes Ligas, Rob Manfred, y el presidente de la Asociación de Jugadores de la MLB, Tony Clark. Varios voceros de las Farc, que desde 2012 negocia en Cuba un acuerdo de paz con el gobierno colombiano, se sumaron al espectáculo. Iván Márquez y Pablo Catatumbo estuvieron entre los espectadores.

AG

0 comentarios:

Publicar un comentario

¡ PARTICIPA, TU OPINIÓN ES IMPORTANTE PARA NOSOTROS!...
No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualquier otro acto contrario a las reglas de PMNEWS
Los comentarios no reflejan la opinión de PMNEWS
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos que no se ajusten a estas normas.