lunes, 12 de octubre de 2015

Muere un tercer preso tras incendio y motín en cárcel de Perú

Un tercer preso que resultó con graves quemaduras murió hoy después de que durante la madrugada del sábado se desatara un incendio y motín en la prisión peruana de Chiclayo, a 780 kilómetros al norte de Lima, informaron medios locales.

El reo, identificado como Orlando Coronel, de 47 años, falleció en el hospital regional al no resistir las quemaduras de tercer grado que sufrió en más del 60 % de su cuerpo, indicó la información.

La muerte de Coronel se sumó a la de los internos Jaime Gil Contreras y Franco Cancho Quispe, quienes fallecieron horas después de ocurrido el motín.

La oficina de la Defensoría del Pueblo en la región de Lambayeque, cuya capital es Chiclayo, reportó que la reyerta dejó 37 heridos, entre ellos 20 presos por impactos de balas de goma, 15 policías y 2 agentes penitenciarios.

El incendio comenzó cuando uno de los 16 reclusos de una celda roció con pegamento líquido a otro de sus compañeros para posteriormente prenderle fuego.

Tras el incendio que se produjo, los reclusos de otro pabellón tomaron la azotea de la prisión y realizaron actos vandálicos, como la quema de colchones.

Los incidentes, que se prolongaron durante más de 5 horas, fueron controlados por 120 agentes penitenciarios de las prisiones de las ciudades de Trujillo, Piura y Chiclayo.

Las autoridades ordenaron que 70 reclusos identificados como participantes en el incendio y motín fueran trasladados a otras cárceles de Perú, según indicó el jefe del Instituto Nacional Penitenciario (Inpe), Julio Magán.

AG/ PMNEWS

0 comentarios:

Publicar un comentario

¡ PARTICIPA, TU OPINIÓN ES IMPORTANTE PARA NOSOTROS!...
No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualquier otro acto contrario a las reglas de PMNEWS
Los comentarios no reflejan la opinión de PMNEWS
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos que no se ajusten a estas normas.