domingo, 12 de abril de 2015

Presidente Correa: Orden ejecutiva contra Venezuela viola el derecho internacional



El presidente de Ecuador, Rafael Correa, ratificó que la orden ejecutiva del presidente de Estados Unidos (EEUU), Barack Obama, contra Venezuela viola flagrantemente el derecho internacional, particularmente el artículo 3 de la Carta de la Organización de Estados Américanos (OEA).


"La respuesta de laRegion ha sido contundente, rechazando la orden ejecutiva y pidiendo su retiro. Nuestros pueblos nunca más aceptarán la tutela, la injerencia y la intervención, su memoria esta lacerada por los abusos y la violencia del pasado", expresó este sábado durante su intervención en la Cumbre de las Américas en Panamá.


Agregó que como ejemplo de la injerencia de EEUU esta la historia de Panamá, "cuando invadieron en diciembre de 1989 para sacar al sangriento dictador que los mismos invasores habían apoyado, lo que provocó miles de muertes".


Sin embargo, recordó que el gobierno estadounidense mantuvo la intervención en distintas naciones.

"Hace pocas semanas funcionarios del departamento de Estado solicitaron al congreso de Estados Unidos recurso para apoyar la libertad de prensa, los derechos humanos y la democracia en el hemisferio, incluyendo a Cuba, Venezuela, Ecuador y Nicaragua", lo que calificó este tema de gran interés para esta cumbre, puesto que la Comisión Económica para AMÉRICA Latina (Cepal), en el período 2007-2013 señaló que Ecuador es de los tres países latinoamericanos que más ha reducido dicha desigualdad.


Con respecto al lema de la cumbre, afirmó que en lugar de ser prosperidad con equidad, debería ser equidad, justicia para la prosperidad, con el propósito de una conciliación entre todos los pueblos que conforman la region.


En la VII Cumbre de las Americas, el presidente de la República, Nicolás Maduro, entregará una carta, acompañada de las firma de los venezolanos y el mundo, que rechazan el decreto impuesto por el mandatario Obama, cuando el pasado 9 de marzo declaró a Venezuela como una "amenaza inusual y extraordinaria" para la seguridad y soberanía del imperio norteamericano.

AG / PMNEWS