jueves, 16 de abril de 2015

México alerta por robo de "peligrosa" fuente radiactiva de uso industrial


México emitió un alerta en cinco de sus estados por el robo en Tabasco (este) de Iridio-192, una fuente radiactiva de uso industrial "muy peligrosa", informó el miércoles el ministerio de Gobernación (Interior).

La empresa Garantía Radiográfica e Ingeniería reportó a la Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardias que el material radiactivo "fue sustraído de una camioneta" la noche del 13 de abril en el municipio de Cárdenas, Tabasco, indica un comunicado de Gobernación.

Esta fuente radiactiva, Iridio-192, utilizada en la práctica de radiografía industrial móvil, "se registra como categoría 2, es decir, en caso de que el material sea extraído del contenedor, se trata de una fuente muy peligrosa para las personas", añade el parte.

Las autoridades advirtieron que, de no manejarse con los protocolos de seguridad adecuados, este material radiactivo podría causar lesiones permanentes a la persona que la manipule o que estuviese en contacto con ella durante algunas horas, y que "podría ser fatal" en caso de que el contacto sea prolongado.

Gobernación extendió el alerta a las unidades de Protección Civil de los estados de Tabasco, Veracruz, Campeche (este), Chiapas, Oaxaca y (sur), así como a los mandos del Ejército, la Marina Armada y la Policía Federal.

Se trata de el último de una serie de robos en México de material peligroso.

En febrero pasado, las autoridades lograron recuperar en Hidalgo tres camionetas que habían sido robadas con material radiactivo para uso industrial. Otros sucesos similares ocurrieron en julio de 2014 y diciembre de 2013, y en todos ellos se determinó que los ladrones buscaban robar sólo los vehículos y que ignoraban la peligrosidad de la carga.

Sin embargo, el robo reportado este miércoles no parece involucrar el hurto de la camioneta en que se encontraba.

El martes, las autoridades lograron recuperar un camión remolque que había sido robado en Puebla (centro) mientras transportaba paraformaldehído, un material altamente inflamable y tóxico.

AFP|PMNEWS