jueves, 16 de abril de 2015

Latinoamérica mejora el acceso bancario para los pobres, según Banco Mundial


Washington: Latinoamérica y el Caribe han dado pasos en la buena dirección durante los últimos cuatro años para facilitar el acceso bancario a los pobres, según el informe sobre acceso a la banca Global Findex publicado hoy por el Banco Mundial.

El informe, que estudió las tendencias globales en el acceso a recursos y productos bancarios, determinó que hasta 700 millones de adultos en todo el planeta pasaron a ser nuevos poseedores de una cuenta bancaria entre 2011 y 2014, una tendencia global que también siguieron los países latinoamericanos.

Así, en Brasil, uno de los países que experimentó mayor crecimiento, el 51 % de la población adulta dispone actualmente de una cuenta bancaria, un 12 % más que el 39 % registrado en 2011.

El informe publicado por el Banco Mundial achacó parte de este aumento al hecho de que el 88 % de las transferencias provenientes del Gobierno brasileño se realizan a cuentas corrientes.

Pese a estos datos, 210 millones de brasileños siguen sin tener una cuenta abierta en algún banco.

Por su parte, Argentina también experimentó un gran aumento en el número de personas con acceso a productos bancarios, y el porcentaje de poseedores de una cuenta bancaria entre las familias más humildes del país se dobló de un 22 % en 2011 al 44 % en 2014.

Según el informe, el conjunto de la región ha dado "pasos en la buena dirección" durante los últimos años en este sentido, gracias en parte a que hasta cuarenta millones de personas adultas reciben los pagos y ayudas de sus respectivos gobiernos en cuentas bancarias.

En toda Latinoamérica y el Caribe, un 28 % de los adultos realiza los pagos de forma habitual directamente desde su cuenta bancaria usando una tarjeta de débito, un porcentaje superior a la media de los países en desarrollo, que se sitúa en el 14 %.

Aun así, los autores del informe Global Findex aseguraron que la región todavía guarda "grandes oportunidades" para ampliar el uso de los productos bancarios, ya que 135 millones de adultos que disponen de una cuenta abierta pagan sus facturas periódicas con dinero en efectivo.

A nivel global, el informe halló que entre 2011 y 2014, el número de adultos que no usan productos bancarios de ningún tipo se redujo en un 20 % hasta los 2.000 millones de personas.

"El acceso a servicios financieros puede ser un puente para salir de la pobreza. Tenemos un objetivo ambicioso: acceso financiero universal para 2020, y ahora tenemos pruebas de que estamos progresando", indicó el presidente del Grupo Banco Mundial, Jim Yong Kim.

En todo el mundo, el número de personas con una cuenta bancaria entre 2011 y 2014 se incrementó del 51 al 62 %.

El informe destacó el rápido crecimiento de las cuentas bancarias operadas desde el móvil en el África subsahariana.

La "inclusión financiera", concepto que mide el informe Global Findex, es la posesión de una cuenta bancaria que permita guardar dinero y realizar y recibir pagos electrónicos, y para el Banco Mundial es algo "fundamental para terminar con la pobreza mundial". 

EFE|PMNEWS