domingo, 15 de marzo de 2015

Unasur pide a Obama derogar decreto contra Venezuela



De manera unánime y tras casi 4 horas de sesión, los 12 cancilleres de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) rechazaron el Decreto Ejecutivo emitido el 9 de marzo pasado por el Gobierno de los EE.UU., que declara a Venezuela como una “amenaza extraordinaria e inusual” a la seguridad de su país.

Para Unasur aquello constituye “una amenaza injerencista a la soberanía y al principio de no intervención en los asuntos internos de otros Estados”, reza el comunicado, cuya lectura estuvo a cargo del canciller uruguayo Rodolfo Nin Novoa, cuyo país ostenta la Presidencia pro témpore del organismo regional.

El organismo, reunido ayer en Quito, reafirmó su compromiso con “la solución pacífica de las controversias y el principio de no intervención”, y pidió que los gobiernos se abstengan de aplicar medidas coercitivas unilaterales que contravengan el derecho internacional. “Unasur reitera el llamado al Gobierno de EE.UU. para que evalúe y ponga en práctica alternativas de diálogo con el Gobierno de Venezuela bajo los principios de respeto a la soberanía y autodeterminación de los pueblos”, señala el comunicado, mediante el cual solicitaron al gobierno de Barack Obama derogar el decreto en mención.

Además comprometieron el apoyo de la Secretaría General para facilitar el diálogo político con todas las fuerzas democráticas venezolanas, pues consideran que la situación interna debe ser resuelta por los mecanismos previstos en su Constitución. Por tanto, apoyarán en las próximas elecciones parlamentarias “convencidos de la importancia del mantenimiento del orden constitucional, así como la democracia y la más plena vigencia de todos los derechos humanos”.

Afuera de la sede, inaugurada el pasado 5 de diciembre junto al monumento a la Mitad del Mundo, decenas de simpatizantes expresaron su respaldo a Venezuela. Tras concluir la primera reunión oficial en la nueva sede, el secretario de Unasur, Ernesto Samper, expresó su satisfacción por la asistencia de todos los cancilleres y por el resultado. “No podemos seguir hablando un idioma unilateral. Hago un llamado a los venezolanos y al presidente Nicolás Maduro a resolver los conflictos de forma pacífica y por la vía democrática”, insistió.

Frente a la declaración, la canciller venezolana Delcy Rodríguez señaló que su Gobierno está abierto al diálogo en un marco de respeto y anotó que es una contradicción que el país con el ejército más poderoso del mundo considere a otro como una amenaza.

Durante el Enlace Ciudadano, el presidente ecuatoriano Rafael Correa también convocó a los gobiernos latinoamericanos a rechazar de forma unánime las sanciones impuestas por Estados Unidos a Venezuela por considerarlas un intento de “desestabilización”. Poco antes de que se instale la reunión de cancilleres sudamericanos, Correa formuló un llamado a la unidad regional contra lo que llamó una “grotesca injerencia estadounidense”.

De su lado el presidente Maduro anunció en Nicaragua la promoción de una ofensiva internacional para exigir a Washington que revierta las “infames” sanciones. “Mandemos millones de cartas a Obama diciéndole que retire el decreto, que rectifique el decreto infame que declara a Venezuela una amenaza para Estados Unidos”, instó el mandatario.

AG / PMNEWS