miércoles, 18 de marzo de 2015

Policía de Las Vegas encara cargos de agresión


LAS VEGAS: Un veterano policía de Las Vegas fue suspendido y acusado de agresión menor luego de que la cámara corporal que portaba proveyó evidencia de que lesionó a una mujer que arrestó por arrojar basura y por merodear con propósitos de prostitución, informaron las autoridades el martes.

Un experto señaló que podría ser uno de los primeros casos en que el contenido de una cámara corporal ha resultado en cargos criminales en contra de un policía.

El oficial Richard Scavone, de 43 años, utilizó fuerza "no solo excesiva, sino también injustificada" en el altercado del 6 de enero a las 5 a.m. en una zona industrial iluminada con luces neón, una cuadra al oeste de los hoteles de Las Vegas Strip, dijo el subjefe de policía del condado de Clark, Kevin McMahill, a la prensa afuera de la estación de policía de Las Vegas.

"No vamos a esconder los hechos cuando una cámara corporal capta acciones de uno de nuestros oficiales que aparentemente no están dentro de la ley", dijo McMahill. El video, como parte de una investigación criminal, no se hará público de manera inmediata, comentó.

Los cargos fueron retirados en contra de la mujer, que recibió lo que las autoridades describieron como una lesión facial menor cuando se le arrancó una pieza de joyería de perforación.

Al preguntarle sobre si Scavone podría perder su trabajo, McMahill dijo que no se había completado una investigación interna del incidente.

Scavone, veterano de ocho años en la fuerza, portaba una cámara como parte de un PROGRAMA piloto para colocar dispositivos en los collares y solapas de unos 200 patrulleros en el departamento de 2.400 oficiales de policía.

William Sousa, un investigador de la Universidad de Nevada, campus Las Vegas, que evalúa el PROGRAMA, dijo que aunque las cámaras de tablero han sido utilizadas como evidencia de conducta policial inapropiada en diversas partes del país, pocos casos han involucrado una cámara corporal. Parte de la razón es porque estos dispositivos son nuevos, comentó Sousa, y porque los oficiales y las personas tienen la tendencia a comportarse mejor sabiendo que están siendo grabados.

AP|PMNEWS