viernes, 20 de marzo de 2015

FBI pide paciencia por muerte deun hombre negro en Mississippi

Esta fotografía muestra la casa en la que vivía Otis Byrd, un ex convicto ya liberado de la cárcel, en Port Gibson, Mississippi, el viernes 20 de marzo de 2015.
PORT GIBSON, Mississippi, EE.UU: Un agente del FBI pidió paciencia el viernes a la comunidad luego que un hombre negro fuera hallado ahorcado de un árbol en Mississippi, y aseguró que 30 agentes federales, estatales y locales trabajan intensamente para determinar si fue un suicidio o un asesinato.

"Todo mundo quiere respuestas y las quiere rápido. Lo entendemos", declaró Don Alway, agente especial del FBI, ante una multitud afuera de la Corte del condado Claiborne. "No adelantaremos conclusiones hasta que los hechos nos conduzcan a una respuesta definitiva".

El forense del condado confirmó que el hombre encontrado el jueves colgando del cuello con una sábana blanca es Otis Byrd, un ex convicto cuya desaparición fue denunciada por su familia hace más de dos semanas. Byrd vivía a 180 metros (200 yardas) del lugar donde fue encontrado su cadáver, una zona arbolada a un lado de un camino sin pavimentar que pasaba por la parte trasera de su vivienda.

Alway dijo que los investigadores están entrevistando a parientes y amigos de Byrd, registran la casa y bodega que alquilaba en busca de pistas, y no darán a conocer las pruebas que compilen durante la pesquisa.

"Intentamos hacer una panorámica de la vida de Byrd. Intentamos determinar qué le acontecía en lo personal y lo profesional", apuntó.

Horas antes, Marvin Lucas, jefe de la policía del condado de Claiborne, dijo a The Associated Press que al parecer Byrd no se había lanzado desde nada alto en el lugar donde lo hallaron colgando de una rama que se elevaba 3,60 metros (12 pies).

Los pies de Byrd estaban a unos 60 centímetros (dos pies) del suelo y no tenía las manos atadas, agregó.

"Toda vida importa", declaró Lucas ante la multitud. "Me comprometo ante ustedes, como jefe de policía del condado Claiborne, que no permitiré que las sombras del pasado se ciernan sobre el futuro".

Los resultados de la autopsia del Laboratorio contra el Crimen de Mississipi podrían tardar varios días, afirmó Lucas.

Byrd trabajaba en plataformas petroleras marítimas y le gustaba jugar en CASINOS en su tiempo libre después de su salida de prisión, donde purgó 26 años por matar a tiros a una mujer para robarle 101 dólares de su tienda en 1980.

No era una persona con tendencias suicidas, aseguraron sus amigos y parientes.

"Intentaba cambiar su vida. Todos los domingos iba a la iglesia", dijo su hermanastra Tracy Wilson. "Cualquiera pudo cometer esto. No veo que él se lo hiciera".

Lora McDaniel, estudiante de secundaria que asistía a la iglesia con Byrd y la familia de éste, dijo que "él siempre traía una sonrisa en el rostro. No puedo imaginarme que se suicidara".

"Era un hombre tranquilo. No molestaba a nadie", afirmó Anita Smith, otra estudiante de secundaria. "Había salido de prisión hace nueve años y ¿de pronto le ocurre esto? Imposible".

Smith dijo que tiene intención de participar el lunes en una marcha en Port Gibson para protestar por la muerte de Byrd.

AP|PMNEWS