sábado, 28 de febrero de 2015

Líder budista urge potenciar esfuerzos para erradicar la pobreza y las armas nucleares ante el 70º aniversario de la Segunda Guerra Mundial



El presidente de la asociación budista Soka Gakkai Internacional (SGI), Daisaku Ikeda, publicó su propuesta de paz 2015, titulada "El juramento compartido por un futuro más humano: la erradicación de la miseria en el mundo".

En el documento, Ikeda aplaude el ambicioso conjunto de Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) planteado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que aspira erradicar la pobreza en todas sus formas, en todas partes. Ante el 70º aniversario de la ONU, Ikeda insta a retomar el espíritu con el que fue creada y a incrementar la colaboración entre dicha entidad y la sociedad civil.Como condición básica para eliminar el sufrimiento inducido por la pobreza y el conflicto, Ikeda afirma que es necesario rehumanizar la política y la economía mediante la solidaridad de los ciudadanos de a pie y empoderar a las personas para que puedan superar las tribulaciones; mientras que para consolidar la paz, insta a cultivar ampliamente la amistad y la preocupación hacia el prójimo.

Asimismo, Ikeda demanda mayores esfuerzos para proteger los derechos de los desplazados y de quienes viven fuera de su país de origen por motivos económicos. Como medida concreta, sugiere la inclusión de la defensa de la dignidad y los derechos fundamentales de tales personas entre las metas de los ODS. También aconseja cooperar regionalmente para empoderar a los desplazados, especialmente en Asia Pacífico y Oriente Medio, tomando el ejemplo de la iniciativa pionera de África Occidental. Con respecto al tema de la erradicación de las armas nucleares que siempre ha tratado en sus propuestas, El Dr.Ikeda aplaude la declaración conjunta sobre el impacto humanitario de las armas nucleares firmada por ciento cincuenta y cinco países y territorios en octubre de 2014. El ochenta por ciento de los estados miembros de la ONU ha sido claro en rechazar su uso bajo cualquier circunstancia. El Dr.Ikeda señala que, aunque la brecha entre los estados con armas nucleares y los que exigen su abolición parezca insalvable, siempre será posible encontrar un espacio común, ya que todos prefieren evitar las desastrosas consecuencias de su aplicación. Por eso, solicita a los líderes de gobierno a acudir a la Conferencia de Revisión del Tratado sobre la No Proliferación de las Armas Nucleares (TNP) de 2015, y comprometerse a eliminar el peligro que ellas representan.

En vista de la celebración de una Cumbre Mundial de Jóvenes por la Abolición de las Armas Nucleares en Hiroshima, en septiembre de 2015, organizada por la SGI y diversas ONG, Ikeda deposita sus expectativas en que se adopte una declaración que refleje el voto de los jóvenes a terminar con la era nulear y a impulsar un tratado que proscriba tales armamentos. Ikeda también señala la necesidad de incrementar la cooperación regional y el intercambio juvenil. En especial, sugiere la creación conjunta de un modelo regional de colaboración entre China, Corea del Sur y Japón. Destaca la importancia de reanudar los encuentros cumbre entre esos tres países, y espera que en el 70º aniversario del fin de la Segunda Guerra Mundial, los líderes de esas naciones se comprometan a no incurrir en la guerra nunca más y a cooperar colectivamente con los ODS. En alusión a ello, el Dr. Ikeda menciona que la SGI ofrecerá un taller sobre las perspectivas de cooperación regional en prevención de desastres, rescate y recuperación post-desastre entre los tres países, en ocasión de la Tercera Conferencia Mundial de las Naciones Unidas sobre la Reducción del Riesgo de Desastres, que se celebrará en Sendai, Japón, en marzo de 2015.

El Dr.Ikeda expresa sus esperanzas en que se forme una plataforma juvenil entre China, Corea del Sur y Japón, que permita mancomunar los esfuerzos de los jóvenes por el logro de los ODS y de otras iniciativas trilaterales. El presidente de la asociación budista Soka Gakkai Internacional (SGI), Daisaku Ikeda (n. 1928), es un filósofo budista, escritor y promotor de la paz que, desde 1983, publica anualmente propuestas de paz en las que aborda temas acuciantes para la humanidad.

El año 2015 constituye el 40º aniversario de la SGI, que fue creada en Guam, un 26 de enero de 1975. Hoy, la SGI está conformada por doce millones de personas en ciento noventa y dos países y territorios, dedicadas a la práctica del budismo de Nichiren y a la contribución comunitaria. Sus actividades de promoción de paz, cultura y educación se basan en el espíritu humanista que enseña el budismo desde la antigüedad.


Soka Gakkai Internacional,
Contacto:
Joan Anderson
Oficina de Información Pública
Soka Gakkai Internacional

www.sgi.org.