martes, 27 de enero de 2015

Procuraduría de México: hay "certeza legal" de que normalistas fueron ejecutados e incinerados



La Procuraduría (Fiscalía) mexicana sostuvo este martes que las versiones de detenidos y las pruebas forenses practicadas concluyen que los 43 estudiantes, que desaparecieron el pasado 26 de septiembre, fueron asesinados por sicarios del narcotráfico e incinerados al día siguiente en un basurero cercano a la población de Cocula, en el estado sureño de Guerrero.

La investigación, corroborada por la confesión de un último sicario detenido "clave", nos da la "la certeza legal de que los normalistas fueron muertos en las circunstancias descritas", dijo en una conferencia de prensa el procurador general, Jesús Murillo Karam.

Las declaraciones del casi centenar de detenidos, los elementos materiales y dictámenes periciales "nos permitieron realizar un análisis lógico causal y llegar, sin lugar a dudas, a concluir que los estudiantes fueron privados de la libertad, privados de la vida, incinerados y arrojados al río San Juan en ese orden. Es la verdad histórica", afirmó.

Tomás Zerón de Lucio, jefe de la Agencia de Investigación Criminal de la Procuraduría, dio a conocer fragmentos de la declaración de Felipe Rodríguez Salgado, alias 'El Cepillo', quien admitió haber dirigido la operación para asesinar y desaparecer a los normalistas de la escuela rural de Ayotzinapa.

Según las autoridades, el relato del también llamado 'El Terco' corrobora la hipótesis de que los estudiantes fueron confundidos como miembros de Los Rojos, una banda rival de Guerreros Unidos.

"Se consolida el móvil consistente en que que los estudiantes fueron señalados por los delincuentes de formar parte del grupo antagónico de la delincuencia organizada en la región. Esta fue la razón por la que privaron de la libertad, en un primer momento, y finalmente de la vida", dijo Tomás Zerón.

Nosotros "no hemos podido determinar que (los estudiantes) fueran parte de ningún grupo delictivo. Yo creo que al contrario", recalcó de su lado Murillo Karam.

Las autoridades dijeron que los normalistas fueron llevados por policías al basurero de Cocula, donde 'El Cepillo' dio la orden de desaparecerlos y borrar todas las evidencias, por lo que ordenó incinerarlos y esparcir las cenizas en el río San Juan.

Durante la rueda de prensa se presentó un video virtual de sobrevuelo para apreciar las características del basurero de Cocula.

El fiscal señaló que solicitarán penas de hasta 140 años de prisión para 'El Cepillo' y otros responsables del crimen.

Hasta ahora, la Procuraduría consideraba como desaparecidos a los jóvenes, que el 26 de septiembre fueron víctimas de un brutal ataque a tiros de policías corruptos de la ciudad de Iguala (Guerrero) y luego entregados a sicarios del cártel Guerreros Unidos.

Los padres de las víctimas, que el lunes lideraron una marcha con miles de personas en Ciudad de México, se niegan a creer la reconstrucción de la Fiscalía de la fatídica noche.

Por el momento los expertos forenses sólo han identificado los restos mortales de uno de los estudiantes y los familiares conservan las esperanzas de que los otros 42 sigan con vida.

AG / PMNEWS